Establecer redes colaborativas se vuelve un reto, pero cuando la diversidad se torna en sinergias y el camino se observa con claridad. Este es el caso de Universidad Casa Grande, con quienes encontramos un común: sensibilizar a la ciudadanía desde la separación en fuente desde la voz de jóvenes profesionales que tienen mucho que aportar como agentes de cambio.
En el transcurso de 2 años hemos logrado que más de 30 profesionales se sensibilicen entorno al reciclaje y al rol del reciclador de base pero que, además, se interesen por aportar en los modelos de educación ambiental de las ciudades con miras a mejorar la calidad de vida del reciclador.
Esta alianza sigue en curso y cada vez son más las herramientas innovadoras en el ámbito de la educación ambiental que construimos de la mano con los estudiantes de Universidad Casa Grande.

WhatsApp Chat
Enviar WhatsApp